La primavera es una de las estaciones más deseadas del año, los días se hacen más largos, la temperatura sube y las flores comienzan a salir.

Y, precisamente por este último punto, es la época en la que las alergias están a la orden del día.

Por eso hoy, queremos darte unos consejos para mantener la alergia a raya dentro de tu hogar, ¿empezamos?

 

1.- Ventila pero con precaución

 

 

Ventilar la casa diariamente es totalmente necesario para mantener el aire renovado. Pero quizá tengas que cambiar temporalmente tus costumbres durante esta época y evitar hacerlo a las mañanas o a las noches ya que es precisamente en estos momentos cuanto la concentración de polen es mayor.

¿Qué es lo recomendable? Abrir las ventanas aunque sea 10 minutos al mediodía.

Por otro lado, si dispones de aire acondicionado, asegúrate de que tenga filtro para el polen

 

2.- Extrema la limpieza

 

 

Durante esta época y para mantener el polen a raya, tendremos que extremar la limpieza más que nunca:

  • Limpia de arriba hacia abajo. De esta manera podrás recoger cada partícula que vayan cayendo. Además, es recomendable quitar el polvo con un paño húmedo para que este no se nos escape
  • Aspira cada rincón. Una vez a la semana pasa el aspirador por cada rincón de la casa donde pueda acumularse polvo que contiene polen. Acuérdate también de aspirar los tejidos como cortinas, colchas o sofás
  • Mejor sin alfombras. Las alfombras acumulan mucho polen por lo que es mejor retirarlas. Pero si te niegas a deshacerte de ellas, aspíralas con mucha frecuencia
  • Cambia la ropa de cama semanalmente. Esto habría que hacerlo siempre pero mucho más en primavera

 

3.- Hábitos saludables

 

 

Además de los consejos que te hemos dado, hay una serie de hábitos que te ayudarán a mantener a raya la alergia en casa:

  • Dúchate y cámbiate la ropa al llegar a casa. El polen de la calle se queda pegado en nuestro pelo y nuestra ropa por lo que una ducha y lavar la ropa cada día, te ayudará a meter el polen en tu hogar
  • La colada, mejor tenderla en el interior (o en un patio cerrado). De esta manera evitarás que el polen se quede pegado en la ropa mojada. Si no puedes evitar tender en el exterior, aprovecha las horas centrales del día en las que la cantidad de polen que hay en el ambiente es menor
  • Utiliza siempre el felpudo para entrar del exterior, bien sea desde la calle o desde el balcón. Si además te cambias de calzado nada más llegar a casa, evitarás que el polen que haya en las suelas de los zapatos acabe por el suelo de toda la casa
  • Aumenta el consumo de Vitamina C y A, te ayudarán a mejorar cualquier síntoma de alergia

 

¿Te han servido estos consejos? ¿Conoces algún otro remedio para evitar la alergia del polen en casa? ¡No dudes en compartir tus comentarios con nosotros! 😉

 

Directora de Oficina

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#Másde20AñosContigo

eica.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *