Que la crisis ha cambiado el mercado inmobiliario no es noticia…

La falta de financiación y de recursos ha hecho que cada vez más familias se vean obligadas a vender su piso y trasladarse a uno de alquiler, o de poner el suyo en alquiler para hacer frente a la hipoteca y trasladarse a casa de algún familiar a vivir.

Por otro lado la visión de los jóvenes es diferente y cada vez son más los que se decantan por el alquiler que les da más sensación de libertad. movilidad y les produce menos gastos de mantenimiento.

Esto ha hecho que el mercado de alquiler, hasta hace poco muy limitado, haya crecido en porcentajes considerables y empiece a verse como la primera opción a la hora de buscar un nuevo hogar.

Y, como en cualquier mercado en auge, la competencia cada vez es mayor por lo que hay que estar preparado para competir con el resto de oferta de alquileres de tu zona y que el inquilino perfecto se decante por tu piso frente a todo el resto.

Por otro lado, para poder ingresar la cantidad de renta adecuada, hay un mínimo de comodidades que tienes que ofrecer para que las personas que van a vivir en tu piso lo vean como su futuro hogar.

Hoy te damos unas claves para que esos interesados en tu piso no salgan corriendo en la primera visita:

1.- Techos y paredes saneados, sobretodo los de baños y cocinas. Las condensaciones de estas estancias hacen que se vean más castigados. No dudes en darles una mano de pintura una vez al año o, en su caso, cuando haya un cambio de inquilinos. Repasa las juntas de los azulejos y baldosas. Existen lápices específicos que convierten la tarea en algo sencillo y económico. Dará sensación de limpio y nuevo.

2. Grifería, bañera y fregaderos. Revisa grifos y cisternas asegurándote de que no tengan fugas ni goteos. utiliza un desatascador para no tener problemas con las tuberías. Mantén el fregadero limpio y cuidado, haz que brille. Repasa las juntas del fregadero, bañera, ducha y lavabos con silicona, evitarás filtraciones.

3. La campana extractora y el horno. Dos de los elementos clave y que más se ensucian. A nadie le gusta cocinar en un lugar sucio o lleno de grasa. Utiliza productos desengrasantes y cambia los tornillos y filtros si fuera necesario. Haz que la familia que va a vivir se sienta cómoda cocinando en su día a día.

4. Instalación eléctrica. No hay nada que de sensación de más viejo que unos enchufes o interruptores antiguos o en mal estado. La instalación eléctrica es imprescindible en un hogar del s. XXI por lo que te recomendamos cambiarlos por unos nuevos y, como no, mantener la instalación en perfecto estado para evitar posibles accidentes.

5.- Aislamiento de ventanas. La temperatura del hogar, sobretodo con el clima que tenemos en el norte, es importante. Por otro lado en algunas zonas como por ejemplo la Parte Vieja donostiarra, el aislamiento acústico es vital para poder descansar por la noche. Invierte en unos buenos cerramientos, cambia las ventanas o, si no fuera posible, instala unos burletes en ellas. Regalarás ahorro en calefacción y tranquilidad a tus futuros inquilinos

Y por último, mira tu casa y hazte la siguiente pregunta: ¿Vivirías tu aquí? Si la respuesta es que si es el momento de ponerla en alquiler. Si de lo contrario al dudado, sigue nuestros consejos o, mucho mejor, acude a un profesional que te ayude a mejorar tu casa al mejor precio.

Nosotros podemos hacerlo, te ayudamos? 😉