Con la llegada del otoño , comienzan a bajar las temperaturas. Sobre todo por la noche ya primera hora de la mañana. Y, para que no tengamos que gastar tanto en calefacción, el primer paso es evitar que entre el frío en casa .

Hoy queremos darte unos consejos para proteger tu casa del frío sin dejarte el sueldo en ello. Más aún este año en el que la subida de luz nos está afectando directamente a los ahorros, ¿empezamos? 😉

 

1.- Bloquea las fugas de calor

 

 

Sellar bien las fugas de calor en ventanas, cajas de persianas o tapar posibles grietas nos van a ayudar a evitar perder el calor de nuestro hogar. Es muy importante localizar estas pequeñas fugas y ponerles remedio.

En el mercado existen muchas soluciones económicas para ello como pueden ser las cintas adhesivas, la espuma de poliuretano, la silicona o los aislamientos para puertas y ventanas.

Busca la fuga y ponle solución , te ayudará a ahorrar mucho en tu factura de luz o gas durante el otoño / invierno.

 

2.- Revisión de caldera y radiadores

 

 

La calefacción de gas requiere un mantenimiento, no sólo para aumentar la seguridad de tu hogar sino también para ahorrar en la factura. Por ello, es importante realizar una limpieza de la caldera y purgar los radiadores antes de comenzar la temporada. De esta manera mejorarás el rendimiento de la calefacción.

En caso de que tengas chimenea, deberás de asegurarte de que el tiro esté limpio y hacerte con leña o combustible adecuado.

¿Tu calefacción es eléctrica? Opta por los radiadores de bajo consumo y añade un termostato que te ayude a regular la temperatura de tu hogar.

Por otro lado, una alternativa económica y ecológica son las estufas de pellets. Este tipo de calefacción es altamente eficiente y te ofrece mucho calor con bajo consumo.

 

3.- Aleja las fuentes de calor de los objetos

 

 

Alejar los muebles, objetos o ropa de los radiadores nos ayudan a calentar más rápido los espacios de nuestro hogar. Hay que tener en cuenta que estos objetos, absorben el calor y, por lo tanto, impiden que circule por los espacios abiertos.

Por ello, si queremos calentar los espacios más rápido y así mantener la calefacción encendida durante menos tiempo, tendremos que colocar los radiadores en lugares alejados del mobiliario de nuestro hogar.

 

4.- Recupera los textiles de invierno

 

 

Las alfombras, además de ser objetos decorativos, son aislantes. Por ello, puedes recuperar esas alfombras de tejidos naturales como la lana o el algodón. Te ayudarán a mantener el calor y te darán un toque de calidez ideal para esta temporada fría que se avecina.

Recupera también las mantas, a veces el fresquito se pasa poniéndote una mantita en el sofá sin tener que encender la calefacción.

Por otro lado, añadir unas cortinas gruesas nos ayudaría a que el calor escape por la ventana. sobre todo si las ventanas no son climalit.

 

5.- Aprovecha la energía solar

 

 

Tanto si tu casa es soleada como si no, aprovecha para ventilar a primera hora de la mañana y cierra después las ventanas dejando las cortinas abiertas. De esta manera, el sol o la luz solar indirecta en los cristales hará efecto de calor radiante y calentara nuestro hogar de manera natural .

 

¿Qué te han parecido estos consejos? Tienes algún otro truco para ahorrar energía mientras calientas tu hogar, ¡no dudes en compartirlo con todos nosotros! 😉

 

Directora de Oficina

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

# Másde20AñosContigo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *