Ahora que se acercan los días fríos y de lluvia, es muy común que en algunas habitaciones aparezcan humedades por condensación en muchos hogares.

Pero, ¿qué son exactamente las humedades por condensación?

Estas humedades consisten en la aparición de agua en estado líquido en los cerramientos de la vivienda a causa del exceso de vapor en el aire cuando entra en contacto con un cerramiento frío.

Estas humedades afectan tanto a la estética de las paredes de nuestro hogar como a nuestra salud, por eso es importante evitarlas.

¿Cómo podemos evitar este tipo de humedades?

Te damos unos consejos sencillos para hacerlo:

 

1.- Ventila cada día

 

 

 

Cuando hace frío y llueve, la ventilación del piso se ve más limitada por miedo a perder el calor, ¿verdad?

Pero ventilar la vivienda cada día es totalmente necesario, tanto para evitar la condensación, como para renovar el ambiente. Así que acuérdate de abrir las ventanas por lo menos un ratito al día, de esa manera evitarás la mitad del problema.

Si quieres saber cómo ventilar la casa sin perder calor, no dudes en pinchar aquí

Y recuerda, una vivienda ventilada, es una vivienda sana.

 

2.- Evita secar la ropa en el interior

 

 

Lo sabemos, en invierno, si no tienes un tendedero cubierto, el secado de la colada se complica bastante.

Pero tenemos que evitar, dentro de lo posible, tender la ropa dentro de nuestra casa, de esa manera evitaremos aumentar la humedad interior.  En caso de ser inevitable, elige una habitación concreta para tenderla y abre la ventana para que la humedad no se acumule dentro.

 

3.- Separa los muebles de la pared

 

 

Evita pegar los muebles a las paredes. De esta manera, permitiremos que el aire circule entre ellos y evitaremos que se forme condensación.

4.- Ventila mientras cocinas

 

 

Al cocinar, se generan vapores que salen de las cazuelas y que aumentan la humedad de la cocina. Es por esto que es muy recomendable cocinar siempre con el extractor encendido y la ventana abierta. De esta manera el aire circulará y la condensación será menor.

Acuérdate también de cerrar la puerta para evitar que esa humedad se traslade al resto de estancias de la casa.

 

5.- Ventila el baño al bañarte

 

 

Si eres de los afortunados que tiene ventana en el baño, ábrela al acabar el baño/ducha para que desaparezca el vapor de forma rápida.

Si no tienes ventana, coloca un extractor que ayude a ventilar el baño y así evitar la condensación.

Recuerda cerrar la puerta, al igual que en la cocina, para evitar que la humedad se traslade al resto de estancias de tu hogar.

 

¿Has seguido estos consejos pero la condensación no desaparece? Prueba con lo siguiente:

 

  • Trata las paredes con un producto contra la condensación
  • Limpia las paredes para evitar que salga moho
  • Coloca un des humificador en tu hogar
  • No abuses de la calefacción, el cambio brusco de temperatura aumenta la condensación
  • Mejora el aislamiento de tu hogar

 

¿Qué te han parecido estos trucos? ¿Conoces algún otro consejo para evitar la condensación? ¡No dudes en compartirlo con nosotros! 😉

Directora de Oficina

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#Másde20AñosContigo

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *