Por fin te mudas a tu casa, esa con la que tanto tiempo has soñado y de repente te encuentras con el primer quebradero de cabeza ¿por donde empiezo para decorarla a mi gusto y convertirla en mi dulce hogar?

Hoy te damos 4 claves que harán que la decoración sea un proceso con el que disfrutar sin volverte loco aunque seas novato:

 

1.- MUEBLES protagonistas y auxiliares

En casa estancia siempre hay un primer mueble, el principal, que marca el protagonismo y condiciona el resto de decoración. Elige ese mueble y sigue su estilo para el resto basándote en el color, forma, tamaño.. Por ejemplo, elige primero el sofá del salón (nuestro mueble favorito sin duda) y a partir de ahí sigue con el resto.

Una vez tengamos claro cual es el mueble principal y su estilo, tenemos que buscar armonía para el resto del espacio. Los muebles auxiliares son los que nos hacen la vida más cómoda (mueble de tv, mesita de apoyo, armario de almacenaje, lámparas..) pero no deben de romper la línea marcada desde el principio. Puede ser discreto o llamativo pero siempre acorde al resto de decoración.

 

2.- Combinación de COLORES

Busca una combinación armónica en la base (sofá, armario…) y rompe esa armonía con los complementos (cojines, alfombras..). De esa manera será fácil y económica cambiar la decoración de verano a invierno o simplemente cuando te canses y necesites un cambio de aires en tu hogar.

No tengas miedo en mezclar estampados, texturas o colores, es bueno romper la monotonía y buscar diferentes sensaciones: calidez, movimiento.. Pero no olvides nunca de mantener un orden sea cual sea la sensación que quieres transmitir.

En la pared un tono neutro te ayudará a aumentar las posibilidades de cambio de decoración. Dales el toque de color con cuadros.

 

3.- ILUMINACIÓN, la base de todo

Busca luz y si no existe, crea luz. Pero no renuncies a ella. Es la luz la que hace más agradable el hogar y hay que potenciarla al máximo.

Respecto a las lámparas busca principalmente que todo el espacio quede iluminado, cada ambiente necesita su propia luz. Por ejemplo, no es lo mismo leer con la luz que emite la lámpara de techo que con una luz especialmente pensada en iluminar ese libro.

El estilo de las lámparas es muy personal, nosotros nos decantamos por el Estilo Nórdico por su sencillez y su funcionalidad.

 

4.- OBJETOS de decoración

Estos nos ayudarán a crear rincones especiales y únicos adaptados a nuestra personalidad. Dale un toque personal y original a esta parte y sobretodo abre tu mente, no te limites a poner 2 fotos y 4 libros. Hoy en día hay miles de páginas de internet o tiendas con objetos originales y divertidos que llenarán tu casa de vida. TambiÉn puedes reciclar objetos personales y convertirlos en decoración. Por ejemplo, ¿qué te parece reutilizar esa maleta de tus aitonas y convertirla en un pequeño baúl?

Y sobretodo, no te olvides de las plantas. Las plantas naturales oxigenan en espacio y ayudan a mantener más positivo nuestro estado de ánimo. Da un toque natural a tu hogar y apuesta por ellas!

 

¿A que no es tan difícil? Pues manos a la obra! Estaremos encantados de ver tus resultados! 😉