Donostia huele a nervios, llega su día grande, ¡Donosti Eguna!

Sin duda 24 horas de emoción para los donostiarras que demuestran con un constante redoble de tambores. Es complicado explicar a alguien de fuera lo que se siente cuando el día 19 a las 00.00 suenan las primeras notas de este ya famoso “Bagera, gu ere bai” en la Plaza de la Constitución. Y entonces comienza todo: los pelos de punta, los ojos empapados, el escalofrío en el cuerpo. Y esto durante 24 horas sin parar, para toda la familia, para todas las edades.

Sebastian bat bada zeruan, Donosti bat bakarra munduan.
Hura de santua ta hau da eguna horra zer dan gure Donostia.
Irutxuloko, Gaztelupeko, Joxemari zahar eta gazte, Joxemari zahar eta gazte.
Kalerik kale, danborra joaz humore ona zabaltzen hor dijoa, Joxemari.
Gaurtandik gerora penak txokora, festara! dantzara! Donostiarrak oiu egitera gatoz poz pozik, inauteriak datoz

No hay fiesta comparable a ésta en esta gran ciudad. Llueva o truene, haga frío o viento ahí están los donostiarras y simpatizantes equipados con sus gorros, su delantal, sus palos y su tabla, dispuestos a apoyar y acompañar a todas las tamborradas que recorrren la ciudad. Por un día, todos somos uno.

Pero, ¿cuándo comenzó esta tradición? Según la página de Donosti Kultura hay varias versiones al respecto. Algunas indican que se atribuye “al redoble que producían las chicas de servicio y sus acompañantes, menestrales y soldados, mientras esperaban su turno ante una de las tres fuentes que surtían de agua San Sebastián”. Pero la teoría más apoyada dice que comenzó en 1836 como una comparsa carnavalera que parodiaba los desfiles militares que cruzaban a diario la ciudad.

Sea como sea, fue evolucionando hasta convertirse en lo que es hoy. Una fiesta con más de 18.000 adultos y más de 8.000 niños participando en 143 tamborradas, ¿no es increíble?

 

A esta emoción se le suma que, por primera vez en la historia, la decisión del Tambor de Oro, máximo galardón de la ciudad, ha sido popular. Miles de donostiarras decidieron que Richard Oribe, nadador paralímpico, fuera el galardonado durante este 2018, ¡zorionak Richard!

Este año la festividad cae en fin de semana lo que hace pensar que Donostia además, se llenará de cientos de visitantes con ganas de contagiarse del espíritu donostiarra. Por eso hoy queremos compartir con vosotros la agenda completa, ¡para que no os perdáis nada de nada! 😉

Y para que vayáis preparados, os dejamos con nuestro himno, nuestra canción, la culpable de que a todos los donostiarras, estén donde estén, el día 19 de Enero a las 24:00 se les caiga una lagrimilla:

 

Y ahora ya sabéis, a disfrutar, a saltar, a tocar, a reír, a bailar… ¡Gora Donosti!

Equipo eica