Vender una casa es algo que no solemos hacer todos los días, por eso es fácil caer en algunos errores muy comunes como, por ejemplo, no tener la documentación preparada.

Por eso hoy queremos explicarte qué documentación tienes que tener lista antes de lanzarte a vender tu vivienda, ¿empezamos? 😉

 

  • Escritura de la casa

 

Este es uno de los documentos principales que necesitamos para acreditar que eres el titular de la vivienda. Lo habitual es que guardemos la escritura original pero, de no ser así, podrías solicitar una copia en el Notario donde firmaste la compra o la herencia.

 

  • Nota Simple

 

La Nota Simple es un documento oficial que, además de acreditar los datos del propietario (o en su caso los porcentajes de participación cuando los propietarios son varios), también indica las cargas que tiene el inmueble.

Este documento se puede solicitar en el Registro de la Propiedad y tiene una validez de 3 meses.

 

  • Certificado de Cancelación de Cargas y Provisión de Fondos

 

Este certificado es necesario únicamente si existe una hipoteca sobre el piso. Se le solicita al banco portador de la hipoteca y tiene un coste (depende del banco). Este certificado sirve para asegurarle al comprador que una vez firmada la escritura esa carga será cancelada registralmente.

Si en la Nota Simple apareciera una hipoteca que ya está pagada o caducada, el banco tendrá que emitir un documento que lo certifique y habrá que realizar la cancelación registral de la misma.

  • Certificado de Comunidad

 

Si la vivienda forma parte de una Comunidad de Vecinos, el Presidente de la comunidad o la Administrador de Fincas (si la hubiera), tendrá que preparar un certificado que indique que el inmueble está al día de todas las cuotas y que no hay derramas pendientes.

 

  • Recibo del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles)

 

El día de la firma de escritura, el Notario solicitará el último recibo del IBI pagado. Vale el documento del Ayuntamiento sellado o, en su defecto, el justificante bancario del pago realizado.

 

  • Certificado de Eficiencia Energética

 

Desde hace unos años, el certificado energético es obligatorio desde el momento en el que pones el anuncio de venta de tu vivienda. Este certificado lo tiene que hacer un profesional cualificado y tiene que estar registrado en el Gobierno Vasco. Dicho certificado tiene una validez de 10 años.

 

  • Documento de Identidad

 

Aunque parezca algo básico, en más de una ocasión se ha tenido que anular una firma de escritura por tener el DNI caducado. Revisa que esté todo en orden antes de lanzarte con la venta.

 

  • Facturas de suministros

 

Para realizar los cambios de titular de suministros, tendrás que estar al día en los pagos. Además, te pedirán facturas para localizar el contrato de suministro. Lo mejor es que guardes las últimas que hayas pagado.

 

¿Te surge alguna duda sobre este tema? ¡No dudes en consultarnos!

Recuerda que estamos aquí para ayudarte 😉

 

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#Másde20AñosContigo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *