Hace poco hablamos sobre los gastos que tiene que pagar un comprador al comprar un piso en Gipuzkoa pero, el vendedor de un piso también tiene que hacer frente a algunos gastos que habrá que descontar del precio final de venta. Porque creemos que este dato es vital para comenzar con la venta, hoy queremos ayudarte a calcularlo, ¿empezamos?

1.- Plusvalía Municipal

La Plusvalía Municipal es un impuesto que se paga al Ayuntamiento de tu ciudad cuando vendes tu piso. Este impuesto se calcula a través del valor catastral teniendo en cuenta la revalorización de éste desde el momento de la compra hasta el momento de la venta. Puedes hacer una simulación de tu plusvalía aquí.

Durante estos meses, se ha hablado mucho sobre este impuesto ya que el Tribunal Constitucional lo declaró ilegal y ha obligado a modificarlo. El motivo de testo es que, hasta hace poco, el pago de la plusvalía se realizaba en el cien por cien de las operaciones de compraventa. Sin embargo, con la modificación, quedan libres de este impuesto los propietarios que demuestren que vendan “en pérdidas” o, lo que es lo mismo, que no tengan ganancia en la venta de su piso.

Las Claves para entender la Plusvalía está en tener claros estos dos puntos:

– Este impuesto NO depende del precio de la vivienda sino del valor catastral que tenga en suelo.

– Los valores catastrales han sido recientemente actualizados y, al contrario que los precios de venta, se han visto incrementados en porcentajes bastante elevados

 

2.- Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

EL IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) es un impuesto que grava la renta obtenida en un año natural por las personas físicas residentes en España o contribuyentes.

Todas las personas que vendan cualquier tipo de inmueble tienen la obligación de declarar a Hacienda la ganancia patrimonial en la próxima Campaña de la Renta excepto:

– Si vendes en pérdidas. Si vendes por menos precio del que compraste, se considera que ha existido una pérdida patrimonial y no tienes obligación de declarar la minusvalía

– Si vendes tu vivienda habitual y reinviertes la ganancia obtenida en otra casa que vaya a ser tu vivienda habitual. Si reinviertes todo el dinero quedas libre de impuesto. Si reinviertes solamente una parte, quedarás libre de pagar únicamente la cantidad invertida. El resto se considerará ganancia y habrá que tributarlo. El plazo máximo para hacer esta reinversión será de 2 años y hay que comunicarle a Hacienda tu deseo de acogerte a este beneficio fiscal

– Si tienes más de 65 años  destinas el dinero a crear una renta vitalicia asegurada en menos de 6 meses desde la fecha de escritura

– Por Dación de Pago o Ejecuciones Hipotecarias o, en un idioma más natural, si vendes tu piso al banco por la cantidad que te queda pendiente de amortizar de hipoteca.

Puedes hacer una simulación del impuesto aquí.

3.- Gastos de Cancelación de Hipoteca

Este es un gasto que las personas no suelen tener en cuenta al no ser un impuesto pero que, no por ello, es menos importante. Si no tienes hipoteca pendiente, puedes pasar de este punto. Si la tienes recupera las escrituras de tu hipoteca y empieza a leer la letra pequeña. En ella te aparecerá el porcentaje que tendrías que pagar en caso de cancelar la hipoteca antes de finalizar el plazo de amortización.

Este porcentaje depende directamente de tu banco y suele variar entre el 0,25% y el 1% dependiendo del año que firmaras la hipoteca y las condiciones que pactaras.

 

RESUMEN: Evita sustos utilizando la siguiente fórmula: Precio de venta del Piso – Plusvalía Municipal – IRPF – Gastos de Cancelación de Hipoteca = GANANCIA REAL

 

¿Necesitas ayuda o te surge alguna duda? ¡Llámanos! ¡Estamos aquí para ayudarte! 😉

 

Irati Martín

eica agencia inmobiliaria

Donosti