Pues parece que el otoño por fin ha entrado para quedarse. Y con él ha llegado el viento, la lluvia y el frío… Y como no podía ser de otra manera en Donostia, ¡todo junto!

Así que nos pasamos el día soñando con el momento de llegar a nuestra casa y acurrucarnos en el sofá, ¿verdad?

Hoy te damos 5 trucos para encontrarte tu hogar calentito tras una larga jornada de trabajo y, además, ahorrar dinero en la calefacción, ¿empezamos? 😉

1.- Aprovecha cualquier rayo de sol

 

Sabemos que lo normal en Donosti en estas fechas es que llueva. Pero no podemos desaprovechar los días de sol para calentar la casa. Lo ideal es dejar las cortinas abiertas y las ventanas cerradas. De esta manera la casa se calentará de forma natural. Cuando se vaya el sol, cierra las cortinas para no perder la temperatura que has ganado.

 

 

2.- Mantén a raya las corrientes de aire

 

Sella bien las ventanas para que ni escape el calor ni entre el frío. En la mayoría de casos basta con echar un poco de silicona en las juntas.

Tapa también el paso del aire por debajo de las puertas, sobretodo las que dan acceso a la vivienda. Lo mejor es poner un burlete. Puedes ver un tutorial de como instalarlo paso a paso aquí.

 

Imagen de Amazon

 

3.- Cambia los textiles del hogar

 

Poner una alfombra gordita y taparte con una manta calentita, son trucos que no fallan. Además, te ofrecen una sensación de confort inigualable.

Además de eso, tenemos que prestar atención a las cortinas. Unas cortinas gruesas y opacas nos ayudarán a mantener mejor el calor de nuestro hogar.

 

 

4.- El truco del papel de aluminio

 

Este truco casero es muy sencillo a la vez que efectivo. Se trata de colocar papel de aluminio detrás de los radiadores que tenemos colgados. De esta manera, a través del papel de aluminio el calor llegará a las paredes y se rebotará a la estancia de la casa que queramos calentar.

Interesante, ¿verdad?

 

Imagen de Difundir.org

 

5.- Utiliza el calor que nos brindan los quehaceres diarios

 

Acabas de hacer un asado para la familia, ¿porqué no abrir el horno y dejar que se caliente la cocina con el calor que desprende?

Lo mismo con el vapor de la ducha, ¿qué tal si en vez de abrir la ventana, abrimos la puerta del baño al acabar y aprovechamos ese calor concentrado?

 

 

¿Conoces algún otro truco para calentar tu casa sin encender la calefacción? ¡No dudes en compartirlo con nosotros! 😉

 

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#20AñosContigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *