Aunque todos tenemos en la cabeza que la primavera es la mejor época para vender un piso, sobretodo por la luz y la alegría que nos contagia el sol y el calorcito, el otoño también es una estación perfecta para ello.

Las vacaciones han terminado, el curso ha comenzado y todos tendemos a hacer planes de futuro antes de que llegue Navidad, ¿no crees?

Por eso hoy queremos darte 5 consejos para convertir tu casa en un hogar acogedor y lograr una venta exitosa, ¿empezamos? 😉

 

1.- Prepara el hall para el otoño

 

 

 

Aunque todavía tenemos días de sol y calor, el otoño trae con él días de lluvia y frío. Por eso creemos que es importante que el posible comprador, al llegar, no se sienta incómodo.

Poner un perchero para colgar su abrigo o un paragüero para poder dejar el paraguas mojado, son detalles que cuentan. Hará que el interesado no pierda su atención por lo importante: el piso.

 

2.- Cuida la iluminación

 

 

Los días en otoño son más grises y la iluminación artificial de la casa coge más importancia.

Coloca lámparas auxiliares en los rincones de las estancias para darle más fuerza a la luz natural de la vivienda.

A veces una simple lámpara de mesa en la mesa del salón o la mesilla del dormitorio son suficientes.

La idea es que al entrar al piso es ambiente sea luminoso y cálido y que no de sensación de oscuridad.

 

3.- Textiles

 

Imagen de Andrea House

 

¿Recuerdas esas alfombras y mantas que quitamos en verano? ¡Recupéralas!

Una manta en el sofá o en una butaca transmite calidez y te invita a sentarte y taparte. Recuerda que queremos que el posible comprador se vea viviendo en esa casa.

Además, si cubrimos el suelo con alfombras (si puede ser de colores crudos), está sensación de bienestar aumentará. No se trata de llenar de alfombras la casa sino de colocarlas en lugares estratégicos como puede ser a pie de la cama.

 

4.- Cuida la decoración

 

 

Sabemos que la decoración es importante a la hora de vender. Por eso, tenemos que adaptarla a la época del año en la que nos encontremos.

Intenta que la decoración sea en colores tierra (más adecuados para el otoño /invierno). Coloca cojines, colchas calentitas y velas. También puedes colocar algún libro en la mesa auxiliar. Seguro que eso le traslada al interesado a una fría tarde de invierno en su hogar.

Por supuesto que no tenemos que recargar la casa, dos objetos bien elegidos son mejor que cuatro.

 

5.- Cuida el olor y la temperatura

 

 

Ventilar en otoño es una tarea más complicada, ¿verdad? O nos quedamos cortos o nos pasamos. Y esto hace que la casa pueda tener olores no deseados o una temperatura que nos haga sentirnos incómodos.

Por eso es importante cuidar estos dos aspectos y tenerlos en cuenta para las visitas.

Para el olor: Acuérdate de ventilar cada día y de utilizar ambientadores de olores suaves. A nosotros nos encantan los ambientadores naturales, puedes coger ideas aquí.

Por la temperatura: Ventilar en las horas centrales del día nos ayudará a que la casa no se enfríe. No obstante, si no puedes, abre las ventanas 10 minutos por las mañanas y cierra después. La temperatura se recuperará de forma natural durante el día.

 

¿Necesitas ayuda para preparar tu casa para la venta? ¡Recuerda que puedes descargar nuestra Guía para el Vendedor de forma gratuita en nuestra web! 😉

 

Directora de Oficina

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#20AñosContigo

eica.com