En un mercado inmobiliario loco pero en fase de “recuperación” muchos son los propietarios de viviendas que se lanzan vender su piso de forma particular argumentando que: Nadie conoce mi piso mejor que yo, las inmobiliarias cobran mucho por no hacer nada, no tengo prisa, mi vecino acaba de vender el piso y ya sé cuánto vale, mi piso es el mejor de la zona y se va a vender rápido, mi cuñado que es abogado-arquitecto-fotógrafo me va a ayudar, para ponerlo en Internet lo pongo yo mismo… Te suenan estas frases, ¿verdad?

Cierto es que el intrusismo en esta profesión apasionante y complicada que es la inmobiliaria ha degradado mucho la imagen profesional del sector. Y por eso no culpamos a las personas que tienen esa opinión sobre las agencias inmobiliarias. Así que el primer paso es diferenciar entre la gente que acumula pisos en su cartera a ver si hay suerte y vende alguno (que todavía queda alguno e incluso está apareciendo alguno nuevo), y los profesionales que trabajan duro cada día para darte los servicios suficientes que necesitas para que ahorres tiempo y dinero.

Como todos sabemos, la compraventa de un hogar es uno de los momentos más importantes en nuestra vida. Significa progreso, cambio, unión, desunión, amor, desamor… Y otras muchas cosas. Significa dejar atrás o comenzar una nueva vida en solitario, en pareja o en familia, recordar y revivir momentos íntimos que permanecerán para siempre en tu memoria. Significa nostalgia por lo que dejas e ilusión por lo que estrenas. Significa lo que tú sientas, lo que tú creas pero que seguro que, sea lo que sea, es importante. Entonces, ¿no merece este gran momento una gran gestión de venta? ¡Seguro que sí!

Hoy queremos darle una vuelta a esas creencias que tienes y que no te van a permitir tener una venta rápida, buena y segura:

1.- “Nadie conoce mi piso mejor que yo”

¡CIERTO! Nadie como tú conoce tu piso, has vivido en él y conoces todas sus historias, sus secretos, sus defectos y virtudes. Y ese es el problema. Tu visión del piso está condicionada por tus experiencias que no tienen porqué ser las mismas que viva el futuro comprador de la vivienda. Llegará la visita y tú, sin poder evitarlo, empezarás a contar historias o darás detalles que sólo entorpecerán la venta ya que, esas historias, son tuyas y harán que el futuro comprador se sienta en tu casa y no en la suya.

Un profesional sabe destacar las virtudes de la vivienda sin verse influenciado por ningún tipo de recuerdo, un profesional hará que esa persona que entre por la puerta se sienta en su casa y no en la tuya y, eso, es el primer paso para una venta exitosa.

2.- “Las inmobiliarias cobran mucho por no hacer nada, prefiero ahorrarme ese dinero”

¡CIERTO! Muchas inmobiliarias cogen tu piso, muchas veces sin ni siquiera visitarlo, y lo meten en la web. Ahí puede quedar por los siglos de los siglos… Pero otras no. Y hoy queremos hablar de esas otras, las inmobiliarias que basamos nuestro trabajo en constancia, formación y dedicación. En saber que lo único importante es una operación de compraventa es la satisfacción del cliente.

Y detrás de ese objetivo de satisfacción final hay muchas horas de trabajo de muchos profesionales. Arquitectos, abogados, comerciales… Estudios de mercado, valoraciones profesionales, estrategias de marketing personalizadas,puesta a punto de tu vivienda, visitas, reportajes fotográficos profesionales, CEE, planos, proyectos de reforma, consultas legales y fiscales, asesoramiento personal, servicios postventa, contactos bancarios para facilitar la financiación al comprador… ¡Muchas horas de trabajo a un precio probablemente más bajo del que imaginas!

3.- “Para ponerlo en Internet lo pongo yo mismo”

¡CIERTO! Anunciar tu piso en cualquiera de las páginas de moda o redes sociales es gratuito y muy sencillo. Lo complicado es atender en condiciones todas las solicitudes, dar una información clara y precisa, lograr una visita productiva con resultado positivo, estar 24 horas al día operativo para los interesados, aguantar ofertas ridículas… ¡Y no volverte loco!

Además, ¿sabes cuántos cursos de marketing y fotografía hacemos para que tu piso luzca precioso y sea EL PISO que todos quieren visitar? Y, ¿sabes que nosotros invertimos mucho en publicidad y las páginas nos ponen nuestros anuncios antes que los de los particulares?

4.- “Mi cuñado que es abogado-arquitecto-fotógrafo…”

¡CIERTO! Pero cuidado con los “cuñados” profesionales. La compraventa de una casa es algo serio y en ocasiones más complicado de lo que parece. Documentación, leyes, impuestos, contratos… No te la juegues porque las consecuencias pueden ser mucho más caras que nuestros honorarios. Apuesta por una compraventa agradable y segura.

Nunca olvides las 5 claves para poner tu piso a la venta con éxito, si las cumples… ¡Venderás! 😉

¿Tienes algún motivo más por el que no quieres vender tu piso con un profesional? Si nos lo comentas, ¡hablamos! 😉

 

Equipo eica

eica agencia inmobiliaria

Donosti