Acabamos de sufrir el segundo cambio de hora del año con todo lo que este cambio supone en trastornos de sueño, alimenticios y de actitud, sobretodo en niños. Pero, ¿es verdad que este cambio nos ayuda a ahorrar energía? Son muchas las teorías al respecto y nosotros no lo tenemos nada claro así que hemos decidido daros unos consejillos para ahorrar energía de verdad:

 

1.- AÍSLA TU HOGAR

No hay nada que nos haga malgastar más energía que un mal cerramiento en tu hogar. Una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu casa es invertir en unas buenas ventanas, éstas te ayudarán a mantener la temperatura de tu hogar en todo momento. No está mal tampoco utilizar cortavientos en las puertas, hay muchos modelos en el mercado que además tendrán su función decorativa.

Por otro lado, vestir tu casa con cortinas y alfombras te ayudará también a ahorrar y mantener la casa fría en verano y más caliente en invierno.

 

2.- CALEFACCIÓN SÍ, PERO CON CABEZA

A todos nos gusta entrar a casa y sentir el calor del hogar. Pero no por ello tenemos que malgastar en mantener la casa a 30 grados durante todo el día, ¿no crees?

Utiliza la programación de tus radiadores (si la tienen) y programa su encendido para media horita antes de llegar a casa. De esa manera no malgastaremos calefacción durante todo el día para calentar un piso vacío. La temperatura ideal para ella es de 21º por el día y 16º por la noche, aunque aconsejamos apagarla de noche y hacer uso del nórdico o de la mantita de toda la vida. Recuerda que estamos en invierno, no es necesario estar en manga corta en casa.

 

3.- SI NO USAS, APAGA

Hay estudios que aseguran que el 5% del gasto energético del hogar corresponde a todos los aparatos electrónicos que tenemos enchufados pero encendidos. Así que, ¿porqué no acostumbrarse a apagar televisión, ordenador,cargador etc antes de irse a la cama?

Te será más fácil si los enchufas todos a una misma regleta y únicamente tienes que apagar ésta para que la energía deje de llegar a todos a la vez.

Además, acostúmbrate a apagar la luz cuando salgas de cada habitación, casi el 20% del gasto de energía del hogar es por la luz, por lo que este pequeño gesto hará que la factura de luz baje considerablemente.

Y no te olvides de invertir un poco de dinero en bombillas de bajo consumo ya que éstas utilizan 10 veces menos de electricidad y dan la misma luz. En menos de lo que crees tendrás el gastos más que amortizado.

 

4.- COCINA CON CABEZA

Otro de los gastos de energía más altos viene de la cocina. Cambiar ciertos hábitos hará trabajar menos a tuselectrodomésticos y, por lo tanto, a ahorrar.

Utiliza tapas en las cacerolas para que la cocción sea más rápida y acostúmbrate a apagar la vitrocerámica un poco antes para finalizar la receta con el calor residual.

 

Nunca metas comida caliente en el frigorífico, si lo haces éste tendrá que trabajar el doble para hacer el mismo trabajo. Así que mucho mejor déjala enfriar fuera y guárdala cuando ésta esté ya a temperatura ambiente.

Por otro lado no es necesario fregar los platos antes de meterlos al lavavajillas, bastará que quites los restos con agua fría y la máquina y un buen detergente se encargará de esto. Esperar a llenar el lavavajillas será más barato y ecológico que ponerlo tras cada comida.

Con agua fría también tendrás que lavar tu ropa, con los jabones tan avanzados que tenemos hoy en día no es necesario lavar con agua caliente. Además el agua fría te ayudará a conservar en mejores condiciones tu ropa.

 

5.- DUCHA AGRADABLE Y BARATA

¿Sabías que la mayoría de calentadores están programados con una temperatura de 60º centígrados que nunca utilizamos y que además estropean las tuberías?

Baja la temperatura del calentador a una temperatura más adecuada (alrededor de 40º) y regula esta con agua fría. Ahorrarás considerablemente y además las tuberías de tu hogar tendrán una vida más larga.

Además, si tienes contratada una tarifa de facturación nocturna, aprovecha y utiliza las últimas horas de día para relajarte con una buena ducha que no debería de durar más de 7 minutos.

¿Conoces algún otro truco que te ayuda a ahorrar energía? ¡Compártelo con nosotros! 😉