Hace poco tuvimos un nuevo desafío en la oficina: la búsqueda personalizada de un hogar para una clienta compradora basada en el Feng Shui.

De repente te encuentras en una situación en la que tu experiencia no sirve para mucho, no importa si el piso es bonito o feo, si es nuevo o viejo, si tiene ascensor o no… Lo que importa es la filosofía, la sabiduría y el pragmatismo tanto en el edificio como en el mobiliario de la vivienda a visitar.

Interesante y muy desafiante, imposible rechazarlo, ¿no crees?

Y es que lo que hace maravillosa esta profesión es que no deja de sorprenderte y enseñarte, nunca estarás estancado.

Así que nos pusimos en marcha y nos sumergimos en este mágico mundo del Feng Shui y hoy queremos daros unas pautas básicas para introducirte en esta disciplina a través de la decoración de tu casa, ¿Te atreves?

Hay unas claves generales para cualquier espacio: no se pueden dejar los colores de las paredes al azar, todos tienen que ser elegidos según la funcionalidad de cada espacio. Las esquinas de las paredes deben de ser redondeadas. La iluminación mejor natural y, si no la hay, iluminar con velas, evitar la luz artificial excesiva.

 

Y estas son las claves básicas para cada espacio de nuestro hogar:

HALL

Esta zona es importante, simboliza la boca de entrada del chi, es la zona que produce las primeras impresiones y hay que cuidarla especialmente.

– La llave de la puerta de entrada y el timbre deben de funcionar correctamente. Es importante que la puerta no arrastre.

– La iluminación debe de ser buena y los colores recomendados son el durazno y el salmón. Si la iluminación no es buena optar por el amarillo.

– Debe de estar arreglado y ordenado y delimitado en espacio, si no hay recibidor hay que crearlo. Prohibido dejar carpetas de trabajo o facturas impagadas en este espacio.

 

SALÓN

Este lugar dice mucho sobre nosotros, es el centro de la casa. El lugar donde socializamos y nos comunicamos con el otro.

– El espacio tiene que ser rectangular o cuadrado.

– El protagonista lo tiene el sillón principal. Este debe de estar apoyado en una pared maciza y desde él tienes que poder ver la puerta de entrada y las ventanas.

– El orden resulta fundamental en este espacio para que haya una buena circulación de energía.

– El mobiliario debe de ser cómodo y seguro. Puedes añadir puff, almohadones, mecedoras… Que invitan a la comodidad.

– Los colores recomendados son los cálidos: crema, amarillo, tierra, verde. En este espacio también cuenta el olor, el de naranja o jazmín son ideales.

– El espacio ideal para colocar recuerdos, fotos y objetos que nos traigan a la cabeza buenos momentos. Evita las imágenes tristes o agresivas.

 

COMEDOR

Este espacio tiene que trasmitir armonía y unidad familiar. Es un espacio donde promover la energía para el trabajo y las relaciones sociales.

– La mesa de centro es la protagonista. Esta debe de ser redonda para que no se creen jerarquías y de madera que trasmite calidez. Esta mesa siempre tiene que tener alrededor más sillas de las necesarias para dejar abierta la casa a más visitas.

– La iluminación es vital, sobretodo la del centro de la mesa, es garantía de encuentro, de un punto común. Deberá caer sobre un centro de mesa (velas, fruteros, flores…). Una mesa vacía trasmite escasez y vacío.

– Los colores recomendados para este espacio son los beige, tierra y algún verde cálido.

– En este espacio las imágenes recomendadas son de paisajes, frutos, peces… Unas uvas por ejemplo trasmiten prosperidad.

 

COCINA

La cocina es el espacio de la salud y prosperidad. La decoración debe de basarse en la madera y deben de evitarse los elementos de agua y fuego ya que estos ya están representados de forma natural.

– El orden y limpieza son fundamentales en este espacio. También es importante tener los armarios llenos, símbolo de prosperidad.

– La distancia entre el fuego y el agua debe de superar el 1.20 para evitar que se produzcan choques: “El agua apaga el fuego”.

– Los colores aconsejables son el amarillo y los colores naturales, tierra, verdes que corresponden al elemento madera. Prohibidos el azul que disminuye el apetito y el rojo y el naranja que incitan al nerviosismo.

 

DORMITORIOS

Es el lugar destinado a relajarnos y a recargar nuestra energía, de él depende nuestro nivel de salud y productividad. Es aconsejable que estén lejos de la entrada y separados entre ellos.

– Evitar colocar cualquier elemento que nos recuerde al trabajo o a cualquier actividad que nos cause estrés.

– Los espejos no deben de reflejar a las personas que duermen.

– La cama no puede estar frente a la puerta ni debajo de la ventana, tampoco debajo de una viga ya que simbolizan carga sobre nosotros.

– Las plantas y flores poseen mucha energía, sólo está aconsejado tenerlas en el dormitorio si en él hay alguna persona enferma. De lo contrario se aconseja sacarlas.

– Los dormitorios de las personas mayores deben de estar orientadas hacia el oeste y la de los niños hacia el este.

 

BAÑO

Este es el espacio donde se drena la energía negativa. Este lugar debe de invitar a la relajación.

– Se aconseja la iluminación natural y los colores suaves, pastel. El color azul es el mejor ya que fomenta el flujo del Chi

– Los desagües y cañerías deben de funcionar correctamente para que el agua circule libremente.

– Colocar un espejo grande detrás de la pileta ayuda a aumentar la autoestima.

– Tanto las tapas de los sanitarios como la puerta siempre deberán de permanecer cerradas.

 

La finalidad del Feng Shui es crear armonía entre las construcciones de los seres humanos y los propios seres humanos. Al integrar las distintas herramientas que nos ofrecen potenciamos nuestra energía interior y mejoramos distintos aspectos personales como lasalud, las relaciones personales, la productividad laboral…

 

Y esto es sólo el principio… A mí me ha creado curiosidad… Y, ¿a ti?

¿Te atrae este estilo de decoración? ¿Crees en él? ¿Lo has probado?