Como ya os hemos comentado en varias ocasiones, realizar la valoración de un inmueble antes de ponerlo a la venta es uno de los factores fundamentales tanto para decidir si te compensa vender o no como para que la venta sea un éxito o un fracaso.

Muchas personas acuden a un profesional para realizarla y otras muchas, deciden buscar por Internet y hacer la valoración por su cuenta con el propósito de hacerlo de forma gratuita.

Tras varios años realizando valoraciones de mercado profesionales, podemos decir que aproximadamente el 75% de los particulares le asigna un precio erróneo a su propiedad. En muchos casos esto pasa porque:

  • Los precios del mercado inmobiliario van variando a lo largo del tiempo
  • Al precio de mercado real le añadimos nuestro valor sentimental

 

Partiendo de esta base, hoy queremos contarte cuales son los 3 errores más repetidos a la hora de realizar la valoración de un inmueble, ¿empezamos? 😉

 

1.- Poner el precio de venta teniendo en cuenta tus necesidades personales

 

 

«Voy a vender mi piso por 500.000€ así cancelo mi hipoteca de 200.000€ y me quedo con 300.000€ para comprarme un apartamento y viajar»

 

Aunque nos parezca mentira, esto sigue pasando. Y sentimos comunicarte que este método de valoración es el menos válido para fijar un precio de venta porque:

  • El precio de venta dentro del mercado inmobiliario no entiende de necesidades personales
  • Ningún comprador pagará más por un piso sólo para cumplir tus expectativas
  • Ningún tasador tendrá en cuenta tus sueños a la hora de tasar una vivienda

 

Por lo que, si el precio de mercado no cumple tus expectativas, es mejor que busques otras alternativas por puede ser, por ejemplo, el alquiler

 

2.- Valorar tu casa a través de los portales inmobiliarios

 

 

«He hecho una valoración a través de portales inmobiliarios y me sale por 360.000€»

 

¿Sabías que la mayoría de los pisos que se anuncian en los portales inmobiliarios se acaban vendiendo entre un 15 y un 30% más baratos?

Hay que tener en cuenta a la hora de anunciar un piso en internet, cada uno puede poner el precio que quiera. Esto no quiere decir que cuando ese piso desaparece de los anuncios, se haya vendido a ese precio. Ni siquiera puedes estar seguro de que finalmente se haya vendido ya que muchas personas lo retiran al ver que no tienen ningún interesado en meses (e incluso años).

Además, un portal no puede analizar el estado del piso, la luz que tiene o lo buena que es su distribución.

Por eso, fiarse de los portales inmobiliarios para fijar el precio de venta, es un error que puede llevarnos a:

  • «Quemar el anuncio» y que la oferta que nos hagan al final sea más baja que el precio que podíamos haber sacado con una buena valoración
  • Que el anuncio de tu piso ayude a vender los pisos de tus vecinos que han hecho una valoración de mercado profesional

 

Por lo que, si realmente quieres vender, nuestro consejo es que no tomes únicamente como referencia lo que está anunciado

 

3.- Fijar el precio de venta con información de tus vecinos

 

 

«Mi vecino vendió por 250.000€ y mi piso es mejor así que lo venderé por 300.000€»

 

Digamos que en esta frase que escuchamos prácticamente cada día hay dos errores en uno:

  • Creer que tu vecino te ha dado el precio real de venta (entre tú y yo, por regla general los vendedores siempre dan un precio superior al real y los compradores inferior)
  • Considerar que tu casa es mejor a la suya sólo por el valor emocional que le das

 

Además, desde hace ya bastante tiempo, las valoraciones de mercado son tan específicas que es imposible hacerlas a ojo por la venta de un piso cercano ya que en un mismo edificio hay múltiples factores que pueden cambiar la valoración de forma radical. Os ponemos algunos ejemplos claros:

  • En un edificio sin ascensor un 5º piso valdrá menos que un 1º
  • En un edificio con ascensor un 5º piso valdrá más que un 1º
  • Dos pisos en la misma planta pueden tener orientaciones opuestas (norte o sur) y, por lo tanto, una gran diferencia en la valoración
  • Cada piso es un mundo en cuanto a materiales, espacios o calidades se refiere

 

Entonces, ¿cuál es la solución para evitar estos errores?

 

 

La solución más eficaz siempre es acudir a un profesional inmobiliario que determine un precio real de mercado. Pero, ¡ojo! porque no todos los inmobiliarios utilizan los mismos métodos de valoración.

Muchas veces en la oficina nos encontramos con clientes que entran por la puerta diciendo: «Tengo un piso de 3 habitaciones estupendo en x zona, te traigo fotos, ¿por cuanto lo podría vender?»

Por desgracia, aunque todavía hay inmobiliarios que lo utilizan, el ojímetro hace años que dejó de funcionar en el mercado inmobiliario y a los profesionales nos cuesta mucho más trabajo determinar un precio de venta real. Utilizando el ojímetro corres un riesgo muy alto de perder tiempo y dinero en la venta.

 

Por eso asegúrate de que el profesional inmobiliario que elijas tenga en cuenta:

  • Los precios reales de venta de viviendas similares en la zona (orientación, altura, estado, superficie real, luminosidad, materiales…)
  • La competencia real que hay en el mercado para tu piso
  • La demanda de pisos como el tuyo en la zona
  • La posibilidad de revalorizar la vivienda para sacarle el máximo rendimiento en cuanto a precio se refiere

 

Respecto a este último punto tenemos que decir que no hay un precio exacto de venta sino una franja. Es por esto que, para vender en el precio más alto de dicha franja, no servirá con sacar unas fotos al piso y poner el anuncio sino que habrá que preparar la vivienda y cuidar los detalles con el fin de que los posibles compradores conozcan su mejor versión.

 

¿Te ha quedado alguna duda que podamos resolverte? ¿Necesitas una valoración de mercado profesional? ¡No dudes en contactarnos! 😉

 

Directora de Oficina

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#Másde20AñosContigo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *