Nuestro hogar es un lugar de descanso donde compartir bonitos momentos con nuestra familia o amigos. Por eso, debería de trasmitir paz y comodidad, ¿no crees? Pero el día a día no nos lo pone fácil a aquellos que trabajamos.

¿Tú también tienes la sensación de que el orden de tu casa se te ha ido de las manos? ¡No te preocupes! Hoy vamos a darte 5 consejos para organizar tu casa y para que mantenerla ordenada sea mucho más sencillo y lo vamos a hacer por estancias, ¿empezamos? 😉

 

1.- Hall o recibidor

 

Imagen de Pinterest

 

¿Los abrigos ocupan demasiado espacio en tu armario y acabas dejándolos en la silla? ¿Pierdes demasiado tiempo cada mañana buscando las llaves? ¡No te preocupes! Podemos solucionarlo.

La mejor idea para tener un hall ordenado es tener un armario destinado a guardar tanto abrigos como bufandas, bolsos, zapatos… De esta manera al entrar a casa podremos dejar el abrigo en su sitio, cambiarnos los zapatos por las zapatillas de casa y no dejar todo encima de la cama o del viejo comodín de la silla. Además, perderemos menos tiempo en prepararnos antes de salir corriendo por las mañanas y los zapatos no dejarán olor en nuestra ropa.

Por otro lado, es ideal tener una balda o un cajón de un armario recibidor destinado a guardar las llaves y las cartas que tengamos que archivar (facturas, avisos importantes).

Para las cartas lo ideal sería un clasificador para que, cuando se vayan acumulando, nos sea más fácil encontrarlas. Así las guardaremos por grupos: luz, cole, seguros… A este respecto no estaría de más solicitar a las empresas facturas online, además de ahorrar espacio, estaremos ayudando a la Naturaleza disminuyendo la cantidad de uso de papel, ¿qué te parece?

Para las llaves, nada mejor que un colgador de pared o una bandejita en una balda.

¡Verás qué bien sienta por las mañanas encontrar las llaves a la primera!

 

2.- Habitaciones

 

Este apartado lo vamos a separar en dos ya que entendemos que las necesidades son diferentes: dormitorios y dormitorios infantiles.

  • Dormitorios de adultos:

Lo ideal sería que al entrar al dormitorio sólo se vieran los muebles y algún objeto decorativo seleccionado. Esto quiere decir que no tendría que haber ropa encima de la mesilla, de la cómoda, de la silla o de cualquier otro lugar. Para conseguirlo el primer paso es ordenar el armario.

Para ordenar el armario lo ideal es sacar todo lo que tienes en él y colocarlo encima de la cama. Recuerda dejar abrigos, bufandas, bolsos, zapatos etc. en el armario del hall.

Tendrás que hacer una selección de lo que te queda y desprenderte de todo lo que no utilices. Mi consejo es: si no te lo has puesto en el ultimo año, retíralo y dónalo a las personas que lo necesiten. Por otro lado, la ropa que ahora no vayas a utilizar (por ejemplo la ropa de verano en invierno) guárdala en bolsas al vacío. De esta manera ocupará menos espacio y se conservará mejor. Verás como, después de hacer esto, podrás guardar todo dentro del armario (incluso lo que tienes debajo de la cama)

¿Y qué hacemos con la silla comodín en la que acaba toda la ropa usada pero que no está sucia? Pues mejor quitarla y evitar así convertirla en un lugar «de rebajas». Si no quieres deshacerte de ella, acostúmbrate a no dejar nada encima. La ropa sucia a la cesta de la ropa y el resto doblado en su sitio. Quizá así podamos utilizar esa silla para sentarnos 😉

  • Dormitorio infantil:

Si dispones de un cuarto de juegos probablemente el dormitorio de tus hijos esté más ordenado. De lo contrario, seguramente sea un caos de ropa y juguetes mezclados por toda la habitación. Si sufres este caos no te preocupes, vamos a buscarle una solución.

Para la ropa, los pasos a seguir serían exactamente los mismos que en el tuyo. Si tienes ropa que todavía le queda grande haz lo mismo que con la ropa de fuera de temporada: utiliza bolsas de almacenamiento al vacío y verás qué de espacio ahorras.

Para los juegos, os aconsejamos acostumbrarles desde pequeños a mantener un orden. Sería ideal que tuvieran una caja o baul para meter sus juguetes después de utilizarlos.

 

Imagen de Hola

 

Para la zona de estudio, tendrán que tener baldas para los libros y todo el material escolar que puedan necesitar (pinturas, lápices, reglas…) tendrá que estar en un cajón. Si en ese cajón colocas varias cajas y destinas cada una a una cosa el orden será todavía mayor.

¿Quieres saber cómo crearle una rutina de orden a tus hijos? Os dejamos el link a un artículo muy interesante al respecto aquí

 

3.- Salón

 

Hay dos tipos de familias: las que hacen vida en el salón y  las que no.

Si eres de las primeras sabrás lo que es no encontrar el mando de la tele por ningún lado, tener la butaca pequeña llena de revistas o el sofá de cargadores. Por eso vamos a ponerle solución.

Lo primero sería poner orden en el armario del salón. Si eres de los que lo tiene lleno de figuritas y recuerdos, mejor vete pensando en quitarlos. No hace falta tirarlos, guarda los más importantes en cajas dentro del armario (o en el trastero silo tuvieras). De esta manera conseguiremos un salón mucho más confortable y despejado.

¿Tu mesa de centro es elevable o tiene cajones? ¡Genial! Utiliza ese espacio para guardar los mandos o las revistas que tengas por ahí. Puedes guardar también el cargador del móvil y así dejarás de tenerlo enchufado y tirado en el suelo.

 

Imagen de Ofertitas

 

Sin embargo, si no tienes sitio de almacenaje en la mesa, podrás poner un revistero o un baúl decorativo para guardar todas esas cosas después de utilizarla.

¿Y la manta? ¿Qué tal si la doblas y la pones en el brazo del sofá? Dará un aspecto mucho más ordenado. Si sois muchos en la familia y hay varias mantas, podrías colocarlas, por ejemplo, en una cesta al lado del sofá.

¡Verás como cambia la imagen de tu salón en pocos minutos!

 

4.- Baños

 

No disimules, tú también tienes botes de cremas, colonias, jabones que no utilizas ni vas a utilizar ¿a que sí?

Por eso vamos a empezar sacando todo lo que tenemos en los armarios y haciendo una importante limpieza: tiraremos todo lo caducado y todo lo que no utilicemos nunca. Esto lo haremos tanto con los cosméticos como con el botiquín. Lo que nos quedemos tendrá que ir ordenado en cajas o cestas. A mí, personalmente, me gustan más las cestas dentro del armario ya que me permiten verlo todo de un vistazo.

 

Imagen de «Mi Casa Revista»

 

¿Y qué me dices de esas toallas que han perdido hasta el color o las que nunca utilizas porque no secan? Haz limpieza de todas esas que no uses o tengan mal aspecto y dales una segunda oportunidad echándolas al contenedor de ropa.

Ahora coge todo lo que tenías fuera (que seguro que es lo único que utilizas habitualmente) y mételo dentro del armario (ahora ya te entra), ¿notas la diferencia?

 

5.- Cocina

 

Seguramente sea el espacio que más cuesta mantener limpio y ordenado, ¿no crees?

Es importante tener los armarios ordenados y que la encimera esté libre de objetos. Recuerda que las llaves y las cartas ya tienen un sitio en el hall.

Además, podemos hacer limpieza de vasos, platos o cazuelas que nos ocupan sitio y nunca utilizamos. Seguro que le viene bien a alguna familia necesitada.

Dado que sabemos que ordenar una cocina no es tarea fácil, os dejamos un link a un artículo que nos ha parecido muy interesante aquí.

 

Imagen de elterritorio.com

 

Ahora que has acabado, date una vuelta por la casa, ¿no te parece un lugar mucho más acogedor? Pues para mantenerlo sólo tendrás que dejar cada cosa en su sitio en vez de dejarla en el primer lugar que veas, ¡seguro que te hará sentir mucho mejor! 😉

¿Tienes algún truco de orden o limpieza que quieras compartir con nosotros? ¡No dudes en contárnoslo! 😉

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#20AñosContigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *