Al igual que a nuestro cuerpo, a nuestro hogar también le viene bien, de vez en cuando, un Plan Detox.

Ahora que hemos vuelto de vacaciones, es un buen momento para ponernos en marcha. Por eso hoy te damos 5 consejos para purificar tu casa y convertirla en un hogar libre de toxinas y, por lo tanto, más saludable, ¿empezamos;)

 

1.- Mantén el aire limpio

 

 

El primer paso para un hogar saludable es mantener el aire limpio. Para ello, hay que ventilar la casa todo el tiempo que se pueda.

Abre puertas y ventanas a diario, aprovecha ahora que la temperatura es buena. Cuando el frío empiece a asomar, sigue ventilando aunque sea unos minutos al día.

Hay plantas de interior que también pueden ayudarte a oxigenar tu casa. Por ejemplo el bambú o el crisantemo. Puedes leer más sobre estas plantas oxigenadoras aquí

 

2.- Cambia las sábanas y las toallas

 

 

Los textiles suelen almacenar muchas bacterias, virus o incluso hongos. Y si estos están en contacto directo con nuestra piel pueden crearnos diversos problemas de salud.

Por eso es muy aconsejable cambiar las sábanas semanalmente, lavarlas con agua caliente (si puede ser con jabón natural) y, si hay opción, tenderlas al aire libre ya que la luz del sol es la más efectiva para acabar con las bacterias.

Por último, si llevas tiempo con la misma ropa de cama y las mismas toallas, es aconsejable renovarlas. Es una inversión puntual y no demasiado cara que merece la pena si queremos conservar en buen estado la salud de nuestra piel.

 

3.- Despeja los espacios

 

 

Por naturaleza, tendemos a almacenar un montón de objetos que luego nunca utilizamos. Este es un buen momento para hacer una limpieza de esas cosas que ahogan las estancias de nuestra casa y no nos sirven para nada. Lo más aconsejable es hacerlo por estancias para no agobiarnos.

Acuérdate de hacer limpieza también en los cajones donde almacenas papeles innecesarios, cargadores viejos que ya no nos valen o medicamentos caducados.

Puedes donar las cosas que no vayas a utilizar excepto los medicamentos, estos puedes depositarlos en cualquier farmacia.

Recuerda que nuestra casa no es un almacén sino el hogar donde tenemos que sentirnos a gusto.

 

4.- La cocina

 

 

Este espacio de la casa se merece un punto aparte ya que, aunque no nos lo parezca, es el punto de la casa donde más gérmenes se acumulan (sí, más que en baño). Por eso queremos recordarte que limpio no significa desinfectado y te damos unas sencillas claves para que la limpieza sea correcta:

  • Desinfecta tus trapos, balletas , estropajos… de forma óptima. No sirve de nada limpiar los armarios o electrodomésticos con utensilios infectados.
  • Es aconsejable tener 2 tablas de cortar: una para carnes y otra para frutas y verduras. De esta manera evitaremos que los alimentos se contaminen
  • Saca la basura con frecuencia y no te olvides de limpiar el cubo. De esta manera evitaremos que los restos de comida que quedan se conviertan en un foco de infección
  • Frigorífico. Límpialo cuando esté apagado y vacío y, si puede ser, sin productos químicos ya que estos pueden quedar impregnados en las paredes. Una buena solución es utilizar agua y bicarbonato, vinagre o limón

 

5.- Deshazte de los plásticos

 

 

Poco a poco todos vamos concienciándonos del mal que hace el plástico a nuestro planeta pero tenemos que saber, además, del mal que hace a nuestra salud.

Los plásticos generan toxinas que acaban perjudicándonos directamente. Por eso lo ideal es que cambies todos tus tuppers, botellas y demás recipientes de plástico por otros de cristal. Conservarán tus alimentos de una forma más sana a la vez que cuidarás de nuestro planeta.

 

¿Qué te han parecido estos #consejoseica? ¿Conoces algún truco más?

¡No dudes en compartirlo con nosotros! 😉

 

Directora de Oficina

 

Irati Martín

eica inmobiliaria Donosti

#20AñosContigo

eica.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *