Las predicciones meteorológicas auguran en Donostia un fin de semana muy frío y con cotas de nieve muy bajas.

Tiempo ideal para disfrutar en tu #hogar, ¿no crees? Pero, crees que tienes tu #casa preparada para el frío?

Hoy te damos unos truquitos para mantener caliente tu hogar sin arruinarte con las facturas:

 

1.- Ventila sin pasarte y aprovecha el calor del sol

Sólo son necesarios 5 minutos para ventilar tu vivienda al completo, quizá un poco más si tus ventanas son más pequeñas de lo normal. El mejor momento para hacerlo es por la mañana,mientras desayunas por ejemplo. De esta manera se aprovechará mejor el calor que nos brindan las horas centrales del día.

El sol, cuando aparece, nos regala un poquito de su calor, ¡no lo desperdicies! Cierra las ventanas y mantén las cortinas y persianas abiertas mientras el sol de directamente en la estancia de la casa. Cuando éste se vaya, vuelve a cerrar persianas y cortinas para no perder el calor natural que nos ha regalado.

Tampoco está de más aislar las rendijas de ventilación o los escapes de calor de puertas y ventanas, hoy en día hay buenas soluciones en el mercado para esto.

 

2.- Utiliza las puertas interiores de tu hogar

Cierto es que, cada vez más, nos encantan los espacios abiertos. Pero ésto no nos ayuda a mantener el calor. Así que acostúmbrate a cerrar las puertas de las estancias que no utilizas y, de esta manera, las estancias habitadas recogerán mejor el calor.

Por el contrario, se puede aprovechar el calor alto y puntual de una estancia para calentar el resto como, por ejemplo, el calor del baño después de una ducha. Acostúmbrate después de una ducha a abrir la puerta en vez de la ventana. De esta manera, además, la humedad del baño te ayudará a compensar la sequedad que aporta la calefacción a la casa.

 

3.- Sofá y Mantita: Plan Perfecto

 

No hay un plan mejor para una tarde lluviosa y frío de invierno que hacerte unas palomitas y tumbarte en el sofá con una mantita mientras disfrutas de una buena peli. Las mantas más calientes son las de lana, franela o polares. Hazte con una y olvídate del frío en el sofá.

Por otro lado, los sofás oscuros dan sensación de calor, y unas velas te ayudarán a crear un ambiente más cálido. También puedes utilizar bolsas de agua caliente que además de prácticas, se han puesto otra vez de moda.

 

4.- Utiliza ropa de abrigo

Abrígate. Unas zapatillas de estar en casa con borrego, calcetines gordos antideslizantes, pijamas calentitos, batas de pelo con capucha… No tiene ningún sentido quejarnos de una casa fría o una factura elevada mientras estamos en manga corta. Además, hoy en día la ropa de abrigo está de moda y podemos estar monísimos a la vez que calentitos con poco dinero.

 

5.- Come y bebe caliente

 

Sopas, tes, cola caos… Qué bien sientan y cómo nos calientan el cuerpo por dentro, ¿verdad? Nada como comer o beber algo calentito para entrar en calor y olvidarnos de esa desagradable sensación de destemple.

Estos son nuestros trucos para disfrutar del calor de un hogar confortable y económico en invierno. Y los tuyos, ¿cuales son?

equipo eica

eica agencia inmobiliaria

Donosti