¡Y por fín llegaron! Después de esperarlas durante meses las vacaciones ya están aquí.

Leía esta mañana que este año los destinos favoritos de los españoles son nacionales. Desde grandes ciudades como Madrid o Barcelona en las que disfrutar por su oferta cultural y de ocio, como pequeñas ciudades de sol en las que tostarse tumbados en la hamaca y bailar a la luz de las estrellas mojito en mano.

Sea cual sea nuestro destino, hay un interés común: disfrutar sin preocupaciones.

Y por eso hoy queremos daros 5 sencillas claves para viajar y dejar vuestro hogar sólo pero no desprotegido.

1.- CERRAR SIN BLINDAR

Es importante bloquear bien todos los accesos a la vivienda pero sin dejar claro que la casa está vacía. Dejar las persianas abiertas puede ayudar al despiste. Presta especial atención a los accesos de patio a que al no estar a la vista son más sensibles. Por supuesto las ventanas tienen que quedar bien cerradas y la puerta principal cerrada con doble vuelta.

2.- CASA CON VIDA

Como te comentábamos es importante que la casa no parezca vacía. Si tienes teléfono fijo baja el volumen o desvía las llamadas a tu móvil, es importante que si llaman al número fijo (que aparece en todas las guías telefónicas) no suene continuamente sin respuesta. Dejar ropa tendida puede disimular pero no es aconsejable si son demasiados días ya que levantaría sospechas. Si puedes compra un temporizador para encender y apagar luces de forma automática. Si no quieres gastarte nada puedes programar el encendido y apagado de la televisión, de esa manera no habrá absoluto silencio.

3.- EL VECINO CÓMPLICE

Todos tenemos un vecino de total confianza, hazlo cómplice de tu ausencia. Déjale una copia de la llave por lo que puediera pasar. Pídele que te recoja el correo, te riegue las plantas o te varíe la altura de las persianas. Seguro que con un detallito a la vuelta quedará contento.

4- EVITA EL EXCESO DE INFORMACIÓN

Nos encanta compartir con el mundo nuestros momentos de felicidad. Nada como una foto de tus pies en la playa, del fantástico menú que estás degustando o de ese precioso atardecer para dar envidia a los nuestros. Pero ten cuidado. Quizá deberías de evitar publicar los días que te quedan, la localización de estas fotos y dejar los detalles para la vuelta. De esa manera para cuando se enteren, será tarde.

5.- RECUERDA QUE TIENES QUE VOLVER

Deja tu hogar acogedor para la dura vuelta a la rutina. Recuerda vaciar el frigorífico y echar la basura antes de salir para evitar olores desagradables. Deja la lavadora y la secadora vacías para que la ropa no se estropee y para que no se te acumule la colada a la vuelta.

Y por último, cierra la llave del agua y del gas pero no desconectes la luz. Por una parte no funcionarán la alarma ni el congelador, tampoco las programaciones que hayas hecho de televisión y luz. Además el timbre se deconectará y si llaman repetidas veces les daremos una nueva pista.

¿Has revisado todo? Pues coge las maletas, sal de casa, cierra con doble vuelta y deja atrás las preocupaciones. A partir de ahora tu cabeza sólo tendrá que elegir entre playa o piscina, mojito o caipirinha, paella o carne… Y a la vuelta tu hogar estará preparado para recibirte con los brazos abiertos.

¡Felices vacaciones amigos!