La vida huele a Septiembre, a obligaciones, a horarios marcados, a rutina… Los días son más cortos, las mañanas nos obligan a ponernos una chaquetita y nos despedimos de playas, piscinas y chiringuitos para cambiarlos por despertador, oficina y gimnasio.

Pero… ¿se puede llevar esta vuelta a la rutina de una forma optimista y feliz? Nosotros creemos que si y por eso hoy queremos darte unos consejos para que tu vuelta a la realidad sea un camino de rosas:

 

1.- ADAPTACIÓN ESCALONADA

No podemos incorporarnos a la rutina de golpe o nos volveremos locos. Tanto el cuerpo como la mente necesitan unperiodo de adaptación por lo que te aconsejamos que no pases de “100% estado vacacional” a “100% rutina y obligaciones”. Es aconsejable retomar los horarios de forma escalonada, poco a poco. Regular las horas de sueño o las comidas unos días antes hará que te prepares para la vuelta más fácilmente.

Y sobretodo, no renuncies a socializar de un día para otro, te vendrá bien compartir con tus amigos o familia ese sentimiento de melancolía que nos ataca a todos en Septiembre.

 

 

¡Feliz rutina de parte de todo el equipo eica!